Espondilolistesis de grado 2 en L4-5 tratada por XLIF

Una de las razones más frecuentes para la cirugía espinal sigue siendo la espondilolistesis. A los pacientes con espondilolistesis degenerativa a menudo se les aconseja someterse a fusión.

Aunque las ventajas del tratamiento quirúrgico en comparación con la atención no quirúrgica para esta afección se han demostrado a largo plazo, solo en datos recientes de alta calidad se ha establecido la relación costo-efectividad de este procedimiento.

Los desarrollos modernos en tecnología quirúrgica mínimamente invasiva se están utilizando actualmente para tratar afecciones de la columna vertebral. Se ha propuesto un enfoque conocido como fusión intersomática lateral extrema (XLIF) como un sustituto seguro y mínimamente invasivo de las cirugías de fusión abierta convencionales.

Aunque XLIF se ha sugerido para tratar la espondilolistesis hasta el grado 2, el riesgo potencial de complicaciones neuronales asociadas con los abordajes laterales de la columna vertebral plantea preocupaciones sobre su seguridad. Las preocupaciones son particularmente significativas en el nivel L4-5 porque el plexo lumbar se encuentra más ventralmente en esa región. El riesgo se agrava aún más en presencia de anterolistesis marcada a este nivel.

En promedio, los pacientes experimentan una estancia hospitalaria de 1,2 días, y sus niveles de hemoglobina disminuyen en 1,4 g. Se puede esperar dolor transitorio en la parte superior del muslo y debilidad en la flexión de la cadera poco después de la cirugía debido a un traumatismo en el músculo psoas.

La espondilolistesis de grado II se observa con mayor frecuencia en el nivel L4-5, aunque también se identifican presentaciones de un solo nivel en L2-3 y L3-4. Aunque la composición de los materiales biológicos puede diferir, la mayoría de ellos contienen matrices óseas desmineralizadas. Si bien la fijación transpedicular es el método principal utilizado para tratar la espondilolistesis de grado II, la fijación facetaria transpedicular también es una opción viable.

Según la literatura, las radiografías dinámicas no muestran signos de inestabilidad radiográfica después de 12 meses, y todos los pacientes parecen tener crecimiento óseo que abarca el espacio intercorporal. La edad, el IMC/obesidad, las comorbilidades preexistentes, la cirugía previa, el número de niveles tratados o la fijación unilateral versus bilateral no parecen afectar la mejoría radiográfica, la reducción del deslizamiento o el mantenimiento de las mejorías en la EVA en el último seguimiento.

La satisfacción del paciente y la voluntad de someterse al procedimiento nuevamente dependen del grado de mejoría del deslizamiento. Según la literatura disponible, mientras que la corrección promedio está bien conservada, el 6,4% de los pacientes experimentan una pérdida de más de 3 mm en la corrección listética y el 6,4% experimentan una pérdida de más de 3 mm en la altura del disco. La mayoría de los pacientes se consideran “satisfechos” o “muy satisfechos” con los resultados del procedimiento, y casi el 100% de ellos expresan su voluntad de someterse al mismo procedimiento nuevamente.

La literatura ha informado de la aplicación de XLIF en el tratamiento de afecciones espinales degenerativas, junto con su incidencia comparativamente menor de complicaciones en comparación con los enfoques abiertos tradicionales, ya sea anterior o posterior. El procedimiento da como resultado una notable reducción de la deformidad listética y una mejora en la altura del disco, que se mantienen en el tiempo.

Los resultados clínicos muestran una mejora significativa en la EAV, que se mantiene constantemente hasta un año. Las mediciones clínicas demuestran el alivio de los síntomas estenóticos debido a la descompresión indirecta y la estabilización lograda a través del procedimiento.

Complicaciones

Los informes de la literatura indican una aparición de entumecimiento inguinal (sin déficits motores) cuando se utiliza un enfoque transpsoas endoscópico sin monitorización neurológica. Hay mucho debate sobre los déficits neurológicos relacionados con los enfoques laterales.

El nivel L4-5 presenta el mayor riesgo para el plexo lumbar en un enfoque transpsoas, según la documentación anatómica y radiográfica. Además, el plexo se pone en un riesgo aún mayor con la anterolistesis del cuerpo vertebral superior, ya que se empuja aún más ventralmente, lo que aumenta aún más las preocupaciones de seguridad.

Sin embargo, si se presta la atención adecuada a los detalles de la técnica mencionados anteriormente y se realiza un monitoreo neurológico en tiempo real, se puede lograr un tratamiento exitoso de los segmentos de espondilolistesis de grado 2, particularmente en L4-5, sin ningún daño neurológico.

Se ha demostrado en ensayos aleatorizados grandes que la cirugía da lugar a mejores resultados para los pacientes que el tratamiento no quirúrgico para la espondilolistesis. Se han utilizado varias técnicas para tratar la espondilolistesis, incluida la descompresión sola, PLF, PLIF, ALIF, TLIF instrumentada, así como procedimientos mínimamente invasivos como MIS ALIF o MIS TLIF.

Sin embargo, no hay un consenso claro sobre qué técnica es la mejor. Sustancialmente rentable en comparación con la atención conservadora, la fusión instrumentada para el tratamiento de la espondilolistesis degenerativa ha demostrado ser clínicamente efectiva. La fusión de MIS XLIF para la espondilolistesis se asocia con significativamente menos complicaciones en comparación con los enfoques abiertos tradicionales, según la literatura informada. Además, se ha informado que las fusiones espinales abiertas tradicionales dan como resultado estancias hospitalarias mucho más largas.

Se ha demostrado que el uso de XLIF es un método seguro y eficiente para manejar la espondilolistesis de grado 2 específicamente en el nivel L4-5. Esta técnica conduce a una mejora clínica y radiográfica significativa que se mantiene durante un período de tiempo. El monitoreo neurológico en tiempo real y la técnica meticulosa son esenciales.

I am Vedant Vaksha, Fellowship trained Spine, Sports and Arthroscopic Surgeon at Complete Orthopedics. I take care of patients with ailments of the neck, back, shoulder, knee, elbow and ankle. I personally approve this content and have written most of it myself.

Please take a look at my profile page and don't hesitate to come in and talk.